EL IDIOMA INFLUYE EN LA MANERA QUE EXPRESAMOS NUESTRAS EMOCIONES

Las investigaciones han descubierto que el idioma influye en la forma en que expresamos nuestras emociones. Este hecho puede no sorprender a quienes crecieron en una familia bilingüe o son bilingües. En películas y programas de televisión, se puede observar como las personas bilingües a veces cambian de idioma para expresar o sentir emociones diferentes, por ejemplo, Penélope Cruz en Vanilla Sky.

Hace poco, Stephen Chen y Qing Zhou, dos científicos estadounidenses  especializados en psicología, publicaron un artículo en la revista Perspectives on Psychological Science sobre el aspecto emocional del “cambio de códigos”, término lingüístico para el uso de idiomas múltiples en una conversación. Según estos investigadores, los idiomas que usan los padres para hablar y expresar emociones diferentes pueden afectar la forma en que sus hijos experimentan las emociones. Por ejemplo, no es común expresar directamente las emociones en finlandés, es posible que un padre que habla inglés y finlandés use el inglés para comunicar sentimientos de amor hacia sus hijos. Por tanto los hijos llegarán a entender que cuando sus padres hablan en inglés, es más probable que expresen emociones. Aunque todavía queda mucho por estudiar sobre este tema, creo que estos investigadores están en el camino correcto.

Esta investigación tiene muchas implicaciones importantes para la lingüística, pues brinda más pruebas de las marcadas diferencias en los idiomas del mundo y la importancia de trabajar con expertos en idiomas para satisfacer las necesidades de traducción. STOES, líder en servicios de traducción multilingüe oral y escrita, cuenta con cientos de expertos en idiomas y puede brindarle una cotización para su próximo proyecto de traducción o interpretación.

Usted nos puede escribir a: ventas@stoes.com.ec

Visítenos además en:

www.stoes.com.ec

www.equipostraduccion.com

www.traduccionesecuador.com

Exámenes ONU para Traductores e Intérpretes

 La ONU organiza exámenes para la contratación del personal de idiomas. Los candidatos a puestos de traductor deben traducir al menos dos de los seis idiomas oficiales (árabe, chino, español, francés, inglés y ruso). Los candidatos a puestos de intérprete deben poder garantizar la interpretación simultánea a uno de los seis idiomas oficiales y comprender y hablar perfectamente, al menos, dos de las otros idiomas oficiales. Para mayor información, escribir a ventas@stoes.com.ec

Despedida a Angelita, trabajadora de la compañía de servicios de traducción simultánea

Angelita, trabajadora de STOESHace pocos días celebramos en las oficinas de STOES de Quito la despedida a una persona bien querida y estimada por los intérpretes,  traductores, clientes y trabajadores de la empresa de traducción ecuatoriana. Angela Díaz trabajó en STOES por 4 largos años y le estamos agradecidos por las horas dedicadas al trabajo arduo junto a nosotros. Por razones familiares se mudará a Europa. Todos le deseamos la mejor de las suertes  Gracias por todo Angelita. ¡Te Extrañaremos!

El francés, idioma oficial de los Juegos Olímpicos

Sin duda, una de las atracciones más interesantes que ofrecen los Juegos Olímpicos es la variedad de idiomas que se mezclan cada cuatro años en un mismo torneo.  Se enriquece el intercambio cultural por la gran cantidad de deportistas de todo el mundo que comparten un mismo sueño. El Comité Olímpico Internacional estableció el francés como el idioma oficial de estos Juegos Olímpicos 2012. Esta vez, en Londres la ceremonia de inauguración y  clausura tendrán al francés como lengua principal. Asimismo, las entregas de medallas, serán también en francés. De más está decir que todas las ceremonias y cada uno de los anuncios serán también reproducidos en inglés, que es el idioma comúnmente hablado por la mayoría del público, todas estas disposiciones han sido en honor al creador de las competencias olímpicas, el francés Pierre de Coubertin. A fin de cuentas, el idioma más hablado en Londres estos días es universal: El idioma de la pasión por el deporte. ¡Qué comiencen los juegos!